14 de Septiembre, 2017
Inició el descamisado de las tortugas de Urumaco en el Muci

Caracas, 13 de septiembre de 2017 (Prensa FMN).  Los espacios del Eje del Buen Vivir fueron el escenario para que el equipo científico, encabezado por el Dr. Ascanio Rincón (internacionalmente reconocido paleontólogo del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Ivic), inicie el descamisado o extracción del encamisado de yeso de dos caparazones de tortugas fósiles encontradas en Urumaco, estado Falcón, en 1972 durante la expedición que realizó la universidad de Harvard, liderada por Bryan Patterson.

El Museo de Ciencias de la Fundación Museos Nacionales, junto al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Ivic, adelantan esta extracción que implica una gran pericia y representa una importante actividad científica y cultural que se desarrolla del 13  al 15 de septiembre con la participación de los destacados especialistas Lewis Cardozo e Hiram Moreno investigador del Ivic y jefe de colección del Muci, respectivamente.

“Las tortugas probablemente pertenecieron a la especie marina Bairdemys venezuelensis, ya extinta. Después del descamisado vamos a proceder al estudio anatómico, comparativo y taxonómico de los ejemplares para confirmar o descartar esto”, explicó Rincón.

Agregó que uno de los objetivos de la actividad es mostrar al público cómo es el trabajo en un laboratorio de paleontología. En ese sentido resaltó que también precisan conocer el estado de conservación de las piezas fósiles que forman parte de la colección del Muci y estabilizarlas con acetato de polivinilo.

“Además queremos ver cómo fue la preparación del descamisado usado hace 45 años, ¿Es igual ahora? No lo sabemos. Lo que queremos es proteger el descamisado y extraer los caparazones que fueron colectados por la expedición en 1972”, el investigador del laboratorio de Paleontología, centro de Ecología del Ivic.

Durante el descamisado, Rincón llegó a la conclusión de que el proceso será más complicado de lo previsto, porque encontraron mucho óxido de hierro –lo que indica que el animal murió en un ambiente acuático pobre en oxígeno- y sus restos se encuentran muy fragmentados; por lo cual deberá ser más cuidadoso en la extracción. Su posterior estudio puede demorarse incluso un año.

Además encontraron restos fosilizados de pequeñas conchas marinas y hasta el diente de un pez desconocido, lo que indica la pertenencia marina de los fósiles y enriquece los resultados que se obtienen después del proceso de conservación que implica décadas de paciencia.

Entretanto, José Ignacio Herrera, director del Museo de Ciencias, resaltó la importancia que ha tenido la colaboración con otras instituciones, tanto públicas como privadas, en cuanto a la investigación y difusión del conocimiento científico y cultural: “Aquí se reafirma el aporte del Museo de Ciencias y la FMN  al estudio y la difusión de las ciencias en Venezuela”.

Adelantó que, dependiendo de los resultados del estudio, el Muci llevará a cabo el montaje de un diorama dedicado a la paleontología, que estará integrado por fósiles que el Muci-FMN resguarda en el edificio de colecciones Adolfo Ernst, ubicado en Roca Tarpeya, Caracas. FIN PrensaFMN.